Celta de Vigo sufrió inesperada derrota como dueño de casa

Fabián Orellana estuvo los noventa en cancha, mientras Pablo Hernández no vio acción.


Por la décimo tercera jornada de la liga española, el Celta de Vigo de Fabián Orellana y Pablo Hernández recibió la ingrata visita del Eibar. En partido desarrollado en el Estadio Balaídos, los dirigidos por Eduardo Berizzo no supieron hacerse respetar como dueños de casa y dejaron escapar importantes puntos. El resultado final fue 0-1 favorable para los visitantes.

Pese a ser de los más activos en el ataque celeste, Fabián Orellana no pudo marcar diferencias y sucumbió ante la zaga rival. En tanto Pablo Hernández, que viene saliendo de problemas físicos, no fue utilizado por Berizzo y se quedó en el banco de suplentes. Este es el tercer partido en línea en que Celta de Vigo no logra sumar de a tres, el último festejo fue ante el FC Barcelona de Claudio Bravo.

Los primeros minutos del encuentro se caracterizaron por el amplio dominio del Celta, que no se logró reflejar en el marcador, y el repliegue defensivo de los visitantes, quienes apostaron al contraataque. Fue así que a los 30' el Eibar abrió la cuenta mediante Manu del Moral, quién definió al primer palo y dejó sin opciones al portero Álvarez. Así de fueron al descanso, con el 0-1 parcial para la visita.

En el complemento, el Celta salió con todo a revertir el partido. Berizzo adelantó las líneas para vencer la zaga del Eibar, pero se encontró con una defensa visitante que tuvo una actuación impecable. Orellana y compañía intentaron por todos los medios pero no encontraron recompensa.

Finalmente se consumó el 0-1 a favor de los visitantes y un nuevo traspié para el Celta, que sigue alejándose de los puestos de clasificación a copas europeas. Con la derrota, los locales quedaron en el séptimo lugar con 20 unidades. En tanto el Éibar, que sumó tres puntos de oro, subió a la décima casilla con 16 puntos.

Por @JoaccoAlonso